Tributación propone cambio en año fiscal

La Ley del Impuesto sobre la Renta y su reglamento, establecen que la Dirección General de Tributación (DGT), mediante resolución fundada, está facultada para establecer, un período fiscal especial –diferente al ordinario, que comprende del primero de octubre de un año, y hasta al 30 de setiembre del año siguiente– para el impuesto sobre la renta.

Mediante la resolución N° 16-97 del 12 de agosto de 1997, la Administración Tributaria, abrió la posibilidad de acogerse a períodos fiscales especiales del impuesto sobre la renta, con fechas de inicio y finalización distintas de las del periodo ordinario para los contribuyentes que se encuentran en situaciones especiales, expresamente contempladas en la resolución.

Actualmente en nuestro país, existe un periodo fiscal ordinario, que va del 1.° de setiembre al 31 de octubre y varios periodos especiales en los casos que el contribuyente así lo haya solicitado a la Administración Tributaria; Sin embargo, la Administración pretende modificar esta posibilidad. Mediante una nueva resolucion, la Administración Tributaria pretende establecer un único periodo fiscal especial para el impuesto sobre la renta, el cual estaría comprendido del 1° de enero al 31 de diciembre de cada año.

A este nuevo período estarían sujetas las actividades que señala la resolución en su artículo 1, por ejemplo, instituciones del sector público, las que se dediquen al mercado financiero y bursátil, al cultivo del banano o siembra de arroz y el comercio en general, así como los servicios profesionales, con la salvedad que el contribuyente que desee mantenerse en el período o año fiscal actual (setiembre a octubre) podrá hacerlo.

Este cambio en el período fiscal, se debe a que durante mucho tiempo algunos contribuyentes se les dificulta preparar la declaración del impuesto sobre la renta para el periodo fiscal ordinario (del 1.° de octubre de un año al 30 de setiembre del año siguiente) debido a que deben practicar una liquidación de resultados en una fecha distinta a la que corresponde, para acumular sus operaciones.

Para los Empresarios del Combustible, este cambio propuesto por las autoridades tributarias puede implicar un beneficio, ya que podrían programar su contabilidad, su operación y su plan operativo de manera anual, de tal manera que implica un orden en finanzas, por ejemplo, ya no coincidirían el pago de impuesto sobre la renta a final del año, con el pago de aguinaldos y salarios, hecho que constituye un respiro económico para cualquier empresa; y podrian preparar mejor sus contabilidades sin la premura de fin de año.

Si dicha resolución emitida en consulta es aprobada por la Autoridad Tributaria, es necesario que el empresario del combustible esté atento a ello, para que en el caso que desee pasarse al nuevo tipo de período fiscal, realice las gestiones necesarias ante la Dirección General de Tributación Directa para cambiar su estatus tributario de período fiscal.

Lic. David Zapata Segura
Especialista en Derecho Tributario
Guardia Montes & Asociados

Share

Enter your keyword:

error: Content is protected !!